Se ha limpiado el suelo hidráulico con quitacemento

Se ha limpiado el suelo hidráulico con quitacemento

Se ha limpiado el suelo hidráulico con quitacemento

La limpieza de suelos de barro, suelos hidráulicos o piedras naturales no es una tarea sencilla, es necesario tener experiencia, conocimiento de los distintos suelos y saber identificar los problemas para buscar la mejor solución.



Recibe la llamada de un asesor que resolverá tus dudas

Se ha limpiado el suelo hidráulico con quitacemento

La limpieza de suelos hidráulicos con quitacemento es uno de los mayores errores que podemos cometer cuando se limpian baldosas hidráulicas. El quitacemento es un producto ácido (aguafuerte, clorhídrico, salfumán), estos ácidos atacan la caliza y de esta manera se consiguen quitar los residuos de cemento en una limpieza final de obra. 

El problema se nos presenta cuando el suelo sobre el que está adherido el cemento tiene la misma composición que el propio cemento. Si limpiamos con un producto ácido quitaremos el cemento superficial, pero también estropearemos la textura superficial del suelo hidráulico además de despigmentarlo.

Un suelo hidráulico que ha sufrido un ataque ácido estará rugoso y se le verán marcas claras que nos indican perfectamente como se ha provocado ese ataque ácido. En los suelos hidráulicos con textura rugosa la suciedad se adhiere con más facilidad y con el paso del tiempo se pondrán cada vez más negros. 

Para solucionar este problema, lo primero que se nos vendrá a la cabeza es realizar un pulido de toda la superficie para dejarlo liso. Esto estaría bien si tuviéramos un suelo cuyo interior fuera del mismo color que el exterior, pero a diferencia de los mármoles, los suelos hidráulicos tienen una capa de color que oscila entre los 3 y 5 milímetros. Si pulimos el suelo, corremos el riesgo de comernos la capa de pigmentos y cargarnos las baldosas hidráulicas. Además, los quitacementos basados en el ácido clorhídrico pueden despigmentar en su totalidad la capa de color del suelo hidráulico, al igual que haría la lejía con cualquier tejido.

Nuestra empresa, desarrolla un método para corregir este tipo de problemas. Podemos mejorar en gran medida el suelo hidráulico, recuperándole el color y suavizando bastante la rugosidad provocada por la limpieza del suelo hidráulico con quitacemento. Estos resultados dependen del nivel del ataque ácido provocado, de los colores de las baldosas y de la fabricación del suelo hidráulico.

Te ofrecemos presupuesto sin compromiso.

Amplia experiencia eliminando este problema.

Bollullos Par del Condado (Huelva)
Suelos hidráulicos
  • Teléfono: +34 660587981
  • Email: info@tratados.es

Redes sociales

Copyright © 2016 trata.dos. Todos los derechos reservados.
Diseño web SYMONLINE